miércoles, 15 de marzo de 2017

Callos de bacalao

Esta es una receta que llevaba mucho tiempo queriendo hacer, pero por unas cosas u otras se iba quedando en el tintero. La receta de hoy es baja en calorias, llevo 2 meses a regimen y parece que lo voy consiguiendo.


El callo de bacalao corresponde a la vejiga natatoria del pez y viene salada. Para prepararlo los pondremos a desalar en agua, en 6hs estan haciendoles 3 cambios de agua y siempre en la nevera, son muy finos.

INGREDIENTES

500gr. de callos de bacalao (desalados previamente)
1 Cebolla
3 Dientes de ajo.
1/2 pimiento verde.
2 c.s. de carne de pimiento choricero.
1 hoja de laurel.
1/2 c.c. de comino (opcional)
1 cayena (opcional).
1c.s. de pimentón.
2 c.s. de aceite de oliva virgen extra. 
1/2 bote de garbanzos cocidos.

ELABORACIÓN

Lo primero vamos a cortar los callos en trozos de unos 2-3 cm mientras ponemos agua con una hoja de laurel a hervir. Cuando rompa a hervir el agua echamos los callos cortados y apagamos el fuego, dejandolos dentro mientras preparamos el sofrito .


Picamos muy pequeña la cebolla, el pimiento verde y los dientes de ajo y los ponemos a sofreir en 2 cucharadas de aceite, no necesita más, si queremos un puntito picante es el momento de añadir una cayena o media o ninguna y el comino y cuando este pochadita la verdura, añadimos la carne de pimiento choricero mezclamos bien, añadimos el pimentón moviendo para que no se queme y echamos los callos escurridos.


Del mismo agua en el que hemos escaldado los callos vamos mojando el sofrito con los callos y dejamos que cueza a fuego medio hasta que esten blandos, añadimos los garbanzos mezclamos y dejamos al fuego 5 min más y listos para disfrutar.

Yo como os he dicho estoy a dieta, pero la salsa era para mojar un par de barras de pan.

"¿Podéis beber la copa que yo voy a beber?" Mateo 20, 20