lunes, 17 de marzo de 2014

Bica gallega.

Creo que comer y cocinar es recordar. Esto mismo lo he puesto en otras recetas, pero insisto porque para mi es importante. Cada persona tiene sus capacidades, y yo no me destaco precisamente por mi memoria, soy lo más parecido que hay un pez, pero en vez de con aletas con dos patas, excepto para los sabores, para recordar comidas, para identificar lugares con aquello que allí comí. Y la receta de hoy es de esas.


Me recuerda a cuando era enano y volvíamos de la Coruña a Madrid, un viajecito de 14 horas mínimo y en la provincia de Orense parábamos a comprar un bizcocho, compacto, algo amarillento y envuelto en papel, con una costra de azúcar por encima. Cuando volvimos a vivir a Madrid, ese bizcocho ya no existía pero mi padre en algún viaje nos lo volvía a traer.

Puede parecer un bizcocho normal, pero no lo es, es de textura compacta, con un delicioso color amarillo, con su costra de azúcar por encima, con mucho sabor y muy duradero. Es típico de la comarca de la Ribera Sacra y hasta hace unos años era imposible de encontrar fuera de esa zona. Hay distintas variaciones a la receta pero posiblemente la más típica es la que se elabora en la Puebla de Trives. Lo que le da un carácter especial es la "manteca" de vaca, una especie de mantequilla sacada de la nata de la leche, como en Madrid es difícil, o imposible de lograr, con mantequilla queda casi igual. En los distintos pueblos existen distintas recetas, con elaboraciones con 100% trigo a elaboraciones 100% maíz, yo he elegido una cosa intermedia.

INGREDIENTES

Para el prefermento

150gr. de harina de fuerza.
80gr. de leche entera.
4gr. de levadura panadera seca (12gr. si es fresca).

Masa

300gr. de mantequilla.
350gr de azúcar.
150gr. de harina de trigo.
6 huevos
50gr. de harina de maíz.
Ralladura de medio limón.
Azúcar para la costra con 1 cucharadita de canela.

 ELABORACION.

Mezclamos los ingredientes del prefermento. Podemos dejarlos reposar en la nevera de un día para otro o un par de horas a temperatura ambiente.


Un rato antes de ir a preparar la receta, sacamos la mantequilla para que este blanda, la mezclamos con el azúcar y mezclamos hasta que blanqueé. Añadimos los huevos de uno en uno, hasta que uno no este bien integrado no añadimos el siguiente.

Echamos las harinas tamizadas. Podemos hacerlo solo con trigo o con una proporción mayor de maíz. El maíz aporta color y un sabor muy característico. Junto con la harina añadimos la ralladura de medio limón, solo tiene que dar un poco de aroma, pero no queremos que predomine su sabor, mezclamos bien y añadimos el prefermento en trozos y lo mezclamos todo bien hasta que este bien integrado.


Lo ponemos en un molde. La típica bica se prepara en moldes rectangulares, pero esto va a gusto del consumidor. Yo la prepare en un molde rectangular forrado con papel sulfurizado, que es como lo recuerdo de pequeño, pero perfectamente podéis poner las paredes del molde con mantequilla y harina para que no se pegue. Una vez relleno el molde, es bueno dejar reposar la masa 30 minutillos mientras precalentamos el horno a 150 grados.


Cubrimos la masa con abundante azúcar mezclada con 1/2 cucharadita de canela y horneamos durante 50 minutos con calor arriba y abajo.





No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados. San Lucas 6, 37


15 comentarios:

  1. Maravilloso bizcocho, cómo tendría que oler de bien tu cocina mientras estabas en la faena, realmente bueno y agradable el haberte recordado a tu infancia.Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Manuel, realmente esta delicioso y si encima trae recuerdos, ya es la leche.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Yo también lo he comido alguna vez y creo que es de las cosas más deliciosas de este mundo. Gracias por la receta!! A ver si la preparo y te cuento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si por fa si la haces cuentame, a mi me encanta

      Eliminar
  3. Madre mía que superbizcocho. Que rico con esa costra de azúcar y canela. Me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, la verdad es que esta de muerte.

      Eliminar
  4. Lo tengo que probar, soy una superfan de todos los bizcochos... mmmm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres fan de los bizcochos, anímate, es super fácil y esta de muerte.
      Besos

      Eliminar
  5. La he hecho, la he hecho, la he hecho, qué ricaaaaaa!! Con tu permiso la pondré en el blog, obviamente con el link a la fuente que la ha bordado!!
    Gracias por la receta, me has devuelto un trozo de infancia :)
    Alicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti. Estoy deseando ver como te ha quedado.
      La verdad es que este bizcocho está de muerte, pero sí encima te trae recuerdos de infancia como a mi ya es la leche.

      Eliminar
  6. Hola Alfonso!
    No conocía tu blog y he llegado a ti gracias a la bica gallega. La verdad es que te ha quedado de vicio, perfecta. Y como bien dices, es muy fácil de hacer. La he preparado varias veces pero nunca con prefermento así que me llevo la receta para probarla.
    Gracias por la receta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Aquí la tienes http://es.scribd.com/doc/215228450/Bica-Gallega
    De nuevo, muchas gracias está estupenda!
    Alicia

    ResponderEliminar
  8. Perdón... el link es este ;)
    http://amiloquemegustaescocinar.com/2014/03/29/bica-zabaione-y-marsala/

    ResponderEliminar